lunes, 15 de febrero de 2010

Margarita Roncarolo




CONSIDERACION A TODOS LOS QUE ME GRITAN POR LA CALLE ‘MAMARRACHO’

PORQUE A LOS 60 AÑOS LLEVO EL PELO PINTADO DE ROSA


porque lo mío no es el arte por el arte

El color rosa en el pelo es

una declaración de guerra

una guerra suave sin sangre

una guerra acorde los tiempos

lavados

de tanta toda la sangre que hubo antes


que mejor no

me viene así

rosa

de abajo de las raíces

brota tibio

gastadito

lavadito


pero mirá que para los tiempos que corren

es casi lo mismo


y a juzgar por lo que veo

y escucho

la cosa no ha cambiado mucho


no te confundas conmigo

es rosa

pero bien podría ser rojo

rojo sangre


y no sé si esto te dice algo

te lleva a alguna parte

pero a mí sí

ya te estoy viendo

cerdo capitalista

burgués explotador


exijo una jornada laboral de duración normal, y la exijo sin apelar a tu corazón, ya que en asuntos de dinero la benevolencia está totalmente de más. Bien puedes ser un ciudadano modelo, miembro tal vez de la Sociedad Protectora de Animales y por añadidura vivir en olor de santidad, pero a la cosa que ante mí representas no le late un corazón en el pecho. Lo que parece palpitar en ella no es más que los latidos de mi propio corazón. Exijo la jornada normal de trabajo porque exijo el valor de mi mercancía, como cualquier otro vendedor.


¡Rosa o muerte!







5 comentarios:

Patto dijo...

HELL YEAH!!!

(SI CARAJO!!)

Anónimo dijo...

genial!
por fin un poco del decirrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr
mira si nos vamos a pasar la vida dandoles gracias por dejarnos con vida.


ezequielminardi

sofi dijo...

eyyy!!!! grosssssssssoooooooo marga!!!!!!!!!!!!!! grosoooooooooooooooooooo!!!!
sofi

sofi dijo...

pd: yo quiero teñirme entonces con sangre!

Quemasdá dijo...

Marga me ponés contenta.